Puente Real

Retrasos en el pago abren las hostilidades entre el Govern catalán y las residencias concertadas

Imagen de la nota
Fecha: 05/10/2011

La alarma social provocada, las protestas de las empresas vinculadas al sector de la atención a la dependencia y el amplio rechazo generado por la propuesta del Govern catalán de no pagar a las residencias de ancianos y centros de discapacitados concertados y colaboradores su aportación mensual correspondiente a septiembre y octubre por falta de liquidez ha llevado al conseller de Bienestar y Familia, Josep Lluís Cleries, a dar marcha atrás y asegurar que pagará al menos el 50 por ciento del concierto de septiembre a todas las residencias y que el octubre se ingresará íntegramente.

En un principio, Cleries había aducido un problema de tesorería para hacer frente a este pago, que de no hacerse efectivo afectaría a 142.000 usuarios y 50.000 trabajadores del sector social, según han informado patronales y entidades del sector. Sin embargo, y sin que se pueda asegurar que el ruido provocado por su anuncio haya sido la causa de la rectificación, pasados apenas tres días el propio Cleries aseguraba que sí había dinero para hacer frente, si no a todo, al menos a una parte importante del dinero convenido.

 

Amplio rechazo

El pasado lunes 26 de septiembre el anuncio del conseller catalán se difundía como la espuma y provocaba un aluvión de reacciones contrarias a este recorte que se sumaba a los ya tomados en el sector sanitario. Así, la Taula del Tercer Sector consideraba esta decisión como "impresentable", aunque desde la Conselleria justificaban que, en cualquier caso, "al tratarse de centros concertados y colaboradores no se quedarán sin ningún tipo de ingreso, ya que en su actividad también cuentan con fondos propios".

El retraso del pago a geriátricos y residencias concertadas de discapacitados anunciado por la Generalitat afectará a 142.000 usuarios y 50.000 trabajadores del sector social, según han informado patronales y entidades del sector. Las citadas fuentes se han mostrado especialmente preocupadas por la afectación que tendrá el retraso en las "pequeñas cooperativas" casi familiares que dependen absolutamente de las subvenciones públicas.

Por su parte, los sindicatos CC.OO. y UGT han exigido a la Conselleria de Bienestar y Familia de la Generalitat de Cataluña que pague a las residencias geriátricas y de discapacitados las ayudas comprometidas. Según un comunicado, esta suspensión pondrá en peligro en algunos casos la viabilidad de las entidades afectadas, por lo que ambos sindicatos han censurado que paguen la crisis las capas más débiles de la sociedad "dejando desatendidas a las personas más vulnerables y repercutiendo los problemas de tesorería en las ya comprometidas economías de los trabajadores de estos centros".

"No era tan grave"

Tras comprobar el alcance de esta decisión, el conseller puntualizaba el jueves 29 de septiembre que el anuncio a las entidades del suspenso del pago solamente era un preaviso al que no se le quería dar tanta trascendencia, y que tenía por objetivo "que nadie se encontrara con ningún problema por esta situación puntual de tesorería".

Además, Cleries justificaba el cambio de opinión defendiendo que el lunes los números no estaban cerrados y que entonces se estaba estudiando la situación, lo que después de analizar la tesorería de la Generalitat ha permitido transmitir este mensaje de "tranquilidad y buen trabajo". Así, el conseller aseguraba que el pago del 50 por ciento es una cantidad asumible por todas las entidades y patronales, y explicaba que entre noviembre y diciembre todas cobrarán la parte restante que les toque. "El problema no era tan grande y lo hemos podido tirar adelante", concluía Cleries.

Atención al cliente:
924 286 708
924 286 065
Federico Mayor Zaragoza, S/N06006 BadajozFax 924 286 094. atencionresidentes@puentereal.es